Menú Cerrar

Diabetes Mellitus

La Diabetes es un grupo de enfermedades de tipo metabólico, de larga duración (enfermedades crónicas) y que se caracteriza por presentar altos niveles de glucosa en sangre (hiperglicemia).

El páncreas es el órgano encargado de la producción de una hormona llamada insulina. Esta se encarga de convertir a los alimentos en azúcar y con esto que las diferentes células del cuerpo la obtengan para usarla como fuente de energía. La Diabetes se puede producir por un defecto en la secreción de insulina, en la acción de la insulina, o ambos. Esto quiere decir que puede ser que el cuerpo no la produzca del todo, que no produzca suficiente o que la produzca, pero no la pueda usar adecuadamente. Cuando el cuerpo no recibe la insulina, se acumula la cantidad de azúcar en el torrente sanguíneo y esto puede llevar a graves problemas de salud como enfermedades cardiacas, pérdida de la visión y enfermedades en los riñones, entre otros.

Actualmente no se conoce cura para la Diabetes, pero se pueden llegar a reducir considerablemente sus efectos sobre el cuerpo con un estilo de vida saludable y el uso de medicamentos si es necesario siempre y cuando se esté bajo supervisión médica.

Existen diferentes tipos de Diabetes Mellitus, dentro de estos se encuentran:

Diabetes Mellitus Tipo 1:

Su origen puede ser por una reacción autoinmune lo que genera que el cuerpo se ataque a sí mismo y con esto impide la producción de insulina o también puede deberse a una causa idiopática que significa que se desconoce la razón por la que se produce. Este tipo se caracteriza por la aparición de síntomas rápidamente y es diagnosticada principalmente durante la niñez, la adolescencia o incluso en adultos jóvenes.

Se presenta aproximadamente en un 5-10% de la población que tiene Diabetes Mellitus. Este tipo de personas deben recibir dosis de insulina todos los días y actualmente se desconoce cómo prevenir la Diabetes tipo 1.

Diabetes Mellitus Tipo 2:

Su origen se debe a que el cuerpo no usa adecuadamente la insulina y con esto no se controlan los niveles de azúcar en la sangre. Este tipo de Diabetes se puede llegar a presentar sin síntomas, por lo que es importante realizarse el examen de Glicemia en Ayunas periódicamente como control, principalmente si presenta factores de riesgo. Es diagnosticada generalmente en adultos, sin embargo, actualmente también se está detectando en niños, adolescentes y adultos jóvenes.

Se presenta aproximadamente en un 90-95% de la población que tiene Diabetes Mellitus. Esta enfermedad se puede llegar a prevenir o retrasar con cambios de estilo de vida saludables, pérdida de peso si tiene sobrepeso, una alimentación saludable y realizando actividad física regularmente.

Diabetes Gestacional:

Se produce en mujeres embarazadas que no hayan sido diagnosticadas previamente con Diabetes Mellitus. Cuando esta se presenta, el bebé podría tener mayor riesgo de desarrollar complicaciones de salud. Las pruebas de laboratorio deben realizarse entre las semanas 24 y 28 del embarazo. La Diabetes Gestacional generalmente desaparece después del nacimiento, pero aumenta el riesgo de que la madre padezca Diabetes Mellitus tipo 2 más adelante.

Factores de Riesgo de la Diabetes Mellitus

  • Edad
  • Factor genético o hereditario
  • Dieta
  • Obesidad
  • Hipertensión
  • Estilo de vida

Síntomas

  • Necesidad de orinar frecuentemente
  • Mucha sed
  • Pérdida de peso sin intentarlo
  • Aumento del apetito
  • Visión borrosa
  • Hormigueo o entumecimiento en las manos o pies
  • Cansancio
  • Piel muy seca
  • Cicatrización muy lenta
  • Constantes infecciones

Si presenta los síntomas anteriormente mencionados, se recomienda acudir a su médico de confianza para una valoración.

Pruebas de Laboratorio

  • Glicemia en ayunas: Mide el nivel de azúcar en la sangre.
  • Hemoglobina Glicada: Mide el nivel de azúcar en sangre de los últimos 2-3 meses.
  • Prueba de tolerancia a la glucosa: Se miden los niveles de azúcar en sangre tanto en ayunas como luego de haber ingerido un líquido con alto contenido de glucosa.
  • Glucosa al azar: Mide los niveles de azúcar en sangre. Esta prueba se realiza en cualquier momento del día y no requiere ayuno.